BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
Home / Turismo / “La Hundición de Yay” desierto VENEZOLANO

“La Hundición de Yay” desierto VENEZOLANO

En el estado Lara muy cerca de Sanare podemos encontrar el pueblo de Yay.

Resultado de imagen para la hundición de yay

En la entrada hay un aviso de bienvenida que dice: Bienvenidos a Yay, sitio natural, arqueológico, palenteológico e histórico del país. Con su capilla colonial cuyo origen se extiende a centenares de años. Posada y caminos de arrieros Y cachifleros del ayer. Comunidad productora de ejemplos, arte y cultura, tierra de loza, el chivo, el orégano, la acemita y el tejido. Donde brilla el sol de la creatividad y la riqueza espiritual de su gente. Digna de visitar para remontarse al pasado y vivir su historia.

Resultado de imagen para la hundición de yay

En Yay existe un mini desierto que guarda las leyendas de un pueblo: esta asevera que en este árido espacio de tan sólo 10.000  metros cuadrados existió un poblado de hombres y mujeres libertinos, desobedientes de los preceptos religiosos. Advertidos por la fuerza divina de que duros castigos llegarían si su actitud no cambiaba, un anciano se presentó uno de esos días de fiesta pidiendo agua; nadie lo socorrió, sólo una joven piadosa lo ayudó. El anciano le dijo que saliera del lugar pues en él no quedaría nada, la única advertencia consistía en no voltear la mirada hacia las calles de su poblado, de lo contrario quedaría convertida en piedra. La muchacha no pudo evitar mirar y fue así como su cuerpo se fundió con el suelo  y el prospero pero indecente caserío se  hundió dando paso a esas formaciones que hoy en día representan el mayor atractivo turístico de la zona.

Resultado de imagen para la hundición de yay

Cómo Llegar: Al arribar a Sanare se deben seguir 8  kilómetros hacia  el oeste por las Lomas de Curigua  para encontrar el pueblo y sus atractivos.

En la calle 4 (Don Baudilio Rojas), está la vía hacia Yay, es fácil encontrarla siguiendo los aviso que hay en Sanare. Desde allí se comienza a subir y a unos pocos cientos de metros hay una bifurcación, se toma el camino hacia la izquierda, de una vez comienza la carretera de tierra.

Imperdonable:

1. No comprar piezas de arcilla en casa de Consuelo de Torrealba, sobrina de la famosa locera larense Teodora Torrealba.

2. Dejar de probar las acemitas de Pastora Lucena, hechas en su casa, en bolsitas de diez panes.

3. Admirar la iglesia del pueblo que fue la primera del Municipio Andrés Eloy Blanco y exhibe piezas religiosas que tiene más de 100 años.

4. Tomarse una foto en el espectáculo que ofrece la  Hundición  de Yay.

Con información de Venezuelaescondida

About Surameth Marchena